El abogado español

Buscar por

1. Sobre el abogado español

1.1. Consideraciones Generales

los Sistema legal español mayo diferir de tanto del de su país de origen y, para evitar malentendidos, decepciones y posibles fraudes, es fundamental buscar asesoramiento profesional experto desde el principio.

Ya sea que viva en España o no, si tiene la intención de hacer transacción relevante (iniciar un negocio, comprar una propiedad, hacer un testamento en español, conseguir un permiso de trabajo etc;) en España, es muy recomendable contratar los servicios de un Abogado español (Abogado). Él puede evitarle la “burocracia” complicada y la pérdida de tiempo de cualquier tipo. Puede actuar bajo un poder notarial (poder) en su nombre mientras se encuentre fuera de España, esto es muy útil si no puede estar en España en algunas fechas específicas.

Su abogado español también puede actuar como su Representante Fiscal en España. La Ley española exige en algunos casos que los extranjeros no residentes que perciban ingresos procedentes de España designen un representante fiscal. Vale la pena buscar la ayuda de un abogado español, que se encargará de su obligación tributaria y permitirá que las autoridades fiscales españolas se comuniquen con usted mientras está fuera.

Si no cuentas con los medios suficientes para contratar un abogado particular, recuerda que puedes acceder a la defensa jurídica en España sin costes. Para ello, debe mostrar sus declaraciones de ingresos y las propiedades que posee. Las aplicaciones para asistencia jurídica gratuita deberá presentarse al Ilustre Colegio de Abogados de España (Colegio de Abogados), cuya Comisión revisará su solicitud.

1.2. Los deberes de su abogado

El abogado español se unirá al español Colegio de Abogados (Colegio de Abogados) del lugar donde desarrolla su actividad profesional.

De acuerdo con las reglas profesionales de los Abogados, su abogado mantendrá la secreto profesional:

Mantendrá toda la información secreta y confidencial debidamente salvaguardada. Esta el deber permanece incluso después de que se hayan terminado los servicios de su abogado, excepto cuando lo autorice fehacientemente el interesado, o en el caso de que se evite un perjuicio grave para el abogado y para un tercero al revelar el secreto.

1.3. ¿Qué pasa si tiene una queja contra su abogado?

los El abogado es responsable Por aquellas faltas o delitos que cometió en el desempeño de su actividad profesional, también responderá por los daños y perjuicios ocasionados por la falta de ejecución de los servicios para los cuales fue instruido.

Puede quejarse antes del Ilustre Colegio de Abogados de España (Colegio de Abogados) de cualquier provincia de España, es aconsejable contar con la ayuda de otro abogado diferente.

1.4. Los honorarios del abogado

Los honorarios de un abogado español dependen del reglas proporcionado por el Colegio de Abogados (Colegio de Abogados) y las circunstancias de su caso particular: la cantidad de trabajo involucrado, el valor de la disputa y el tipo de procedimiento (en caso de que se trate de procedimientos judiciales);

Las reglas arriba mencionadas son honorarios aproximados por servicios legales, estos deben considerarse como tarifas mínimas que el abogado no debe rebajar, sin embargo, puede negociar las tarifas más altas por adelantado.

los Pacto de «cuota litis» Está prohibido en España, ningún abogado podrá acordar con su cliente percibir una parte de la suma obtenida del litigio.

Su abogado puede pedirle un depósito de dinero antes de ocuparse de su asunto, si no paga los anticipos, el abogado puede negarse a brindarle ayuda legal.

2. El abogado español en los tribunales

Los procedimientos judiciales españoles que superen un determinado valor, normalmente requieren la presencia de representantes de las partes en el tribunal (Procurador), además del abogado. Estos representantes tienen un poder notarial para representar a las partes en la corte.

3. El Ministerio Público español

La acción contra el infractor podrá ser procesada por el Ministerio Público (Ministerio Fiscal), que tiene la misión de promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, los derechos de los ciudadanos y el interés público amparado por la ley española, de oficio o a petición por los interesados.

Debe velar por la independencia de los Tribunales y procurar ante ellos la protección del interés social.

La intervención del Ministerio Público solo es necesaria en determinados casos concretos, por ejemplo en el procedimiento penal abreviado (Procedimiento Penal Abreviado).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *